Las empresas cada vez más exigentes con el idioma

Hace un tiempo era muy famosos un comercial en el que un hombre de unos treinta años asistía a una entrevista de trabajo, el entrevistador le preguntaba “¿Do you speak spanish?” (“¿Habla español?”), a lo que el pobre hombre respondía “A little” (“Un poco”) mientras se encogía porque la verdad era que no hablaba nada de inglés, la moraleja era obvia: no iba a conseguir el trabajo, lo iban a rechazar.

En la época en que el comercial se convirtió en un chiste recurrente —digamos que eran finales de los noventa—, podía pasar así, como un chiste, pero en el mundo hiperconectado de hoy, el inglés parece una obligación para los profesionales, mucho más quienes se embarcan en la tarea difícil de cursar un posgrado.

Según Thomas Hanns Treutler, director del instituto de Idiomas de la Universidad Eafit, es indispensable para los aspirantes a una maestría o a un posgrado hablar una segunda lengua, y en la mayoría de los casos la más importante es el inglés, pues la mayoría de documentos que se leen en las clases están en esta lengua.

“Aunque inglés es muy necesario, no sucede así con todas las carreras, hay ingenieros que necesitan aprender a hablar alemán porque los libros que más les interesan están en ese idioma, los de literatura suelen interesarse por el francés. Los muchachos que hoy entran en el posgrado tienen que entender que están compitiendo con estudiantes de otros países, muchos que llegan acá mismo y ya saben cuatro idiomas. Ese es el mercado laboral. Llegan más y más empresas internacionales y cada vez son más exigentes con el idioma, porque tienen clientes en otros países, porque sus proveedores sólo hablan inglés”.

Aunque muchos hablan de que a la hora de entrar en una maestría es necesario hablar otro idioma, Thomas Hanns dice que de no ser así, lo mejor es poner al día lo antes posible, o de los contrario podrá encontrarse con problemas en algunas materias o para graduarse, pues al final de cada posgrado hay que presentar un examen de suficiencia en una segunda lengua.

Una necesidad urgente

Por su parte, Andrés Mauricio Mora Cuartas, jefe del Departamento de Finanzas de Eafit, dice que es urgente que quien desee estudiar un posgrado, por lo menos, tenga un nivel medio del inglés: “Los desarrollos en investigación en nuestras áreas y el conocimiento de punta, los avances científicos se publican en inglés. Incluso como profesores, para poder publicar en revistas internacionales indexadas, tenemos que escribir en ingles. Además, para muchos trabajos nos piden que la bibliografía actualizada sea inglés. Los libros que están en traducciones se consiguen pero con el paso del tiempo. Si vos querés compartir qué es lo último que se está investigando sobre un tema específico, tendrás que hacerlo necesariamente en inglés”.

Según Mora Cuartas, el problema no sólo se afronta a la hora de estudiar, también al buscar convenios internacionales para hacer semestres en otras universidad o querer una doble titulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.